Sobre mi

Mis comienzos en el arte de la forja, desarrollada particularmente en cuchillerìa, se remonta a finales de los ”90 cuando conozco al Sr. Miguel Gugliotta en una feria – exposición de armas blancas. Sus magníficos trabajos con hojas de acero laminado ( llamado comúnmente “acero damasco”) movilizaron mi interés por indagar en un mundo desconocido hasta entonces. A pesar de mi formacion tècnica , siendo docente de una escela con dicha orientacion y con importantes conocimientos en metalurgia, este tipo de “mezclas de aceros” era novedoso para mì. Acepte gustoso la gentil invitación a su taller y una vez en él me ofreció todo su conocimiento y experiencia, lo que despertó finalmente en mi una pasión que se mantiene aún viva: la forja.
Por todo lo dicho, mis hojas son mayoritariamente realizadas utilizando la tecnica del laminado con diferentes aceros (damasco). Esto es la soldadura por caldeo ( golpe o presión a alta temperatura) de distintos tipos de aceros de primera calidad y que una vez terminado el proceso  mecánico – térmico, resulten eficaces para el fin requerido y agradables visualmente por el contraste de los distintos aceros, producto de los “patrones” o dibujos que es posible desarrollar.
En su mayoría utilizo en ellos aceros SAE 1070, 1095 ( aceros al carbono) y 15n20 que básicamente es un SAE 1070 con adición de 2% de níquel. Estas combinaciones aseguran  excelentes propiedades mecánicas para una hoja de corte ( dureza, retención de filo y tenacidad) y un buen contraste de brillos entre los mismos.
Las hojas monoacero tambien son conformadas en caliente por medio de la forja. Para esta ultima me valgo de un horno alimentado a gas y construido , como la mayoría de las herramientas, por mi mismo. Los tratamientos termicos ( temple y revenido) y exceptuando hojas de mas de 300mm de largo, los hago en baño de plomo ( en el calentamiento), y baño de estaño – plomo en el enfriamiento ( proceso “martempering”). Esto basicamente requiere de mayor equipamiento en cuanto a instalaciones y control de temperatura, pero redunda en una mejor calidad del producto final.
También utilizo para la confección de hojas, cables de acero SAE 1070 y 1095.
También he realizado muchas hojas laminadas ( damasco) utilizando aceros inoxidables . La complejidad de estas ultimas requiere de un conocimiento, equipamiento y esfuerzo extra para lograr el objetivo final, ya que el alto porcentaje de cromo presente en estos aceros dificulta enormemente el caldeo de los mismos.
www.forja-pedemonte.com.ar